http://fundacionnaovictoria.org/cialis-sin-receta.html http://fundacionnaovictoria.org/viagra-espana.html

La información al servicio de la política exterior. La creación de la oficina de información diplomática, respuesta del Franquismo al aislamiento internacional (1945-1950)

Al término de la Segunda Guerra Mundial, la diplomacia española fue excluida de los foros internacionales a pesar de sus esfuerzos neutralistas, iniciados a finales de 1942. El nuevo ministro de Asuntos Exteriores, Alberto Martin Artajo, un representante del sector católico que no era miembro del Cuerpo diplomático, realizó una profunda reforma de su departamento para organizar la réplica al aislamiento español. Con tal fin empleó la información y la propaganda como un instrumento al servicio de la política exterior. En este punto, su estrategia gravitó sobre dos polos: uno exterior, la embajada española en Washington; y otro interior, la Oficina de información Diplomática.